domingo, 22 de febrero de 2009

Carta De Amor


Hijo mío.

¿Por qué tus cartas de amor
no entienden
de camisas caras?


No se te ocurra
volver a coger
mi rotulador.


Yo también te quiero.