martes, 24 de febrero de 2009



Estamos felices

mi hermano y yo.

Esta noche hay un festín
de doce piezas para cuatro.

Pero mis padres
ya no saben dividir.

Será la edad.

O el amor.