domingo, 17 de mayo de 2009

El Kalah o Mancala

El Kalah es un juego que combina la destreza numérica y la lógica. Promueve la discriminación visual, fortalece el cálculo mental (suma y resta sencilla); descansa en la estrategia, la búsqueda de patrones de avance y defensa, la anticipación del resultado de una movida particular y la habilidad de descifrar rápidamente representaciones visuales de los números. (...) Es reconocido como uno de los juegos más antiguos aún practicado, con más de 3.500 años de existencia.


Adopta muchísmos nombres (Mancala, Awale, Kiutchi) y tiene bastantes variantes regionales (Egipto, Etiopía, Nigeria)


Para jugar Kalah no se requiere de mucho en cuanto a materiales. Se puede realizar con hueveras y hasta jugarlo en la playa, haciendo dos filas de 6 hoyos pequeños y unos más grandes en cada extremo. Por fichas se puede improvisar con piedritas, garbanzos o bolitas de papel. Puede ser aprendido por niños desde los 4 años con enseñanza individualizada y simplificado (con 3 fichas por hoyo). Los más pequeños pronto aprenden las reglas, luego la estrategia y posteriormente pueden jugar con cuatro fichas y más.

Nuevos desafíos matemáticos para jugar en grupo... ¡Los animo a intentarlo!


REGLAS GENERALES

Objetivo:

Dos jugadores compiten para acumular gemas en SUS KALAHS (los hoyos grandes en los extremos).

Colocación inicial:

Los Kalahs estarán vacíos al inicio.

Los jugadores se colocan uno frente al otro con el tablero en medio y los Kalahs en los extremos derecho e izquierdo.

Dificultad normal: Coloque 4 gemas en cada uno de los 12 hoyos pequeños.

Menores de 4 años: juegue con 3 por hoyo.

Avanzados: 5 gemas por hoyo.

¿CUANDO SE TERMINA EL JUEGO?

Cuando uno de los jugadores vacía los 6 hoyos pequeños, de SU LADO.


REGLAS

Los jugadores son "dueños" de los 6 huecos pequeños de su lado y el Kalah a la derecha. El JUGADOR A escoge un hoyo de los 6 de SU LADO y toma TODAS las gemas (¡Si las toca, las mueve!)

DISTRIBUCION: Las gemas en la mano las distribuye una por una en los huecos, empezando por el hueco a la derecha del que las sacó (en un movimiento contrario a las manecillas del reloj), hasta que las ha puesto todas. Si el JUGADOR A llega hasta su Kalah, deja caer 1 gema en él. Los jugadores NO ponen gemas en los Kalahs de sus oponentes, se los saltan y continúan poniendo gemas, 1 a la vez, hasta que las hayan puesto todas. Los jugadores toman turnos.


CUENTA FINAL: Al final se cuentan todas las gemas que quedaron en los Kalahs. El jugador con más gemas gana