martes, 21 de octubre de 2008

las Matemáticas En Nuestra Vida Diaria


¿Ocasionalmente ha escuchado usted decir: "¡Vamos a ver los números!?". Esta expresión puede referirse a estadísticas de deportes, al presupuesto para una casa, a recibos de compra, a números de votos o una lista de invitados, entre muchos otros aspectos. Aunque le gusten o no le gusten, es importante que se dé cuenta que las matemáticas involucran mucho más que sólo números. De hecho, se usan las matemáticas en forma de rutina y cómodamente en nuestra vida diaria, a menudo sin siquiera percatarnos que lo estamos haciendo.

Por ejemplo, ¿Se ha visto alguna vez en la necesidad de reacomodar su cuarto porque desea introducir un nuevo mueble en su habitación? Las distintas alternativas de ubicar el mueble en diferentes lugares lo sumerge en un proceso aparentemente decorativo. Sin embargo, trabajar con las formas de los muebles y el espacio disponible en la habitación involucra manejar la geometría. Al dividir el problema en pasos e ir trabajando con cada etapa metódicamente involucra lógica y orden, que es similar a resolver series de ecuaciones

algebraicas.

Las matemáticas también están presentes cuando aplica o modifica una receta de cocina en la que el platillo resultante debe ser servido para un mayor o menor número de personas. Las utiliza cuando estima cuánta composta se requiere en su jardín, lo cual puede hacer de varias maneras. Una posibilidad es que puede medir el largo, ancho y profundidad de la cama de tierra donde crecen sus flores y calcular la cantidad necesaria de acuerdo a la dosis recomendada en un antiguo costal de composta.

Otra opción puede ser que, basado en su experiencia en el jardín, echar un vistazo sobre el área en que se va a plantar y estimar la cantidad que necesita. Las actividades mencionadas ilustran cómo es la habilidad para trabajar con propiedades matemáticas de eventos y objetos comunes, a través del razonamiento matemático en nuestra vida.



A continuación proporcionamos una lista de actividades para apoyar el pensamiento matemático de sus hijos de acuerdo a la edad:


1 a 2 años:

Siéntate frente al espejo con tu hijo o cuando lo bañes, vayan tocando y nombrando las diferentes partes del cuerpo. Puedes apoyarte con canciones que hagan referencia a éste para que las cante y mueva las partes de su cuerpo que se mencionan. El cuerpo es ideal para contar: ¿cuántos ojostienes?, ¿cuántas manitas?, ¿cuántos dedos hay en cada una?


1. Haz que bañe sus muñecos y haga lo mismo

2. Permítele que experimente con juegos de resaques del cuerpo humano o de animales.

3. Esconde algún objeto en diferentes lugares e incita al niño para que lo busque.

4. Pídele que localice cosas arriba y abajo (la luna, los zapatos, el perrito, etc.)

5. Dale juguetes con ruedas para que los dirija a un lugar determinado. Refuerza las nociones: adelante, atrás, rápido, lento.


3 y 4 años:

1.- Cualquier momento es importante para contar objetos, por ejemplo, cuando estés en tu mesa, puedes ayudarle o pedirle que te ayude a contar por ejemplo, los platos, las sillas.

2.- Puedes poner grupos de objetos y pedirle al niño que observe en dónde hay más objetos y en dónde hay menos.

3.- Déjalo que llene un vaso con agua, en otro recipiente pon menos y deja otro vacío, puedes preguntarle donde hay más cantidad de agua y donde hay menos. Las actividades de comparación son importantes para ayudarlo a fijarse en diferencias.

4.- Puedes comprar una lámina o buscar en un libro una figura humana o muñequitos donde tú puedas darle la indicación por ejemplo, ahora vamos a buscar donde están las cejas, y así repasar las partes del cuerpo. También puede señalarse él mismo.

5.- Pueden divertirse utilizando los cinco sentidos, por ejemplo: tomar una manzana y que el tenga los ojos cerrados y trate de saber que es lo que esta oliendo, como se siente, suave, rasposo, etc.

6. Puedes poner tres objetos iguales en tres diferentes tamaños así el podrá diferenciar en dónde esta, el chico, el mediano y el grande.

7. Puedes pintar en tu piso líneas rectas, curvas y caminar sobre ellas.

8. Puedes construir torres, casas, edificios, esto lo puedes hacer con cubos.


5 años:

1.- Pide al niño que recolecte diferentes tipos de hojas de plantas y árboles y que las ordene de acuerdo a la forma y el tamaño así como graduando la intensidad de color.

2.- Preséntale al niño en forma desordenada una serie de imágenes que representen distintos momentos de el nacimiento de un pollo, la caída de un árbol, el proceso de vestido, etc.

Pídele que ordene las imágenes en la secuencia que él cree que deben seguir y que trate de explicar el procedimiento que siguió para hacerlo.

3.-Dale material de construcción variado, construye una estructura y motiva al niño para que las copie siguiendo el mismo procedimiento que tú utilizaste. Pídele que construya nuevas estructuras y que pueda volver a hacerlo a pesar de que tú se la cambias.

4.- Utiliza cubos para ir formando cantidades. 1-10, 10-20 y pide al niño que escriba el numeral que corresponde a cada formación, que los compare y los ordene de forma ascendente. Ahora puede agrupar los cubos de dos en dos para contar pares y de tres en tres para contar nones.

5.- Pide a tu hijo que ponga de un lado tres objetos y que luego le agregue dos, que los cuente y te diga cuantos son. En el caso de que veas que no logra la suma, hay que hacerlo clasificar más, ya sea por tamaños, color, forma o textura.

---------