domingo, 26 de octubre de 2008

Que tu hijo haga lo que quieres sin sobornos


“Si recoges tus juguetes, te llevaré a la tienda.” “Si compartes con tu hermano, te daré una paleta.” Tratos como éstos podrían parecer como buenas motivaciones para los niños pequeños. 

Pero piense otra vez. Cuando usted le presenta una idea a su niño de esta manera, no le está brindando motivación, sino un soborno. Esto no le enseña a su niño a “hacer lo correcto.” Le enseña que “Si yo hago lo que ellos quieren, me darán algo por ello.” 

Para evitar caer en la trampa del “soborno”: 

• Cambie la manera de cómo dice las cosas. Por ejemplo, use la palabra cuando en lugar de si. Esto pone el énfasis en lo que se espera que haga el niño, más bien que en comenzar a hacer un trato con él. 

• Deje claro porqué es útil o valiosa la acción. “Cuando pones tu ropa en el cesto de la ropa, tu cuarto se ve agradable. Ahora no estoy tan ocupada en la limpieza y tengo tiempo para leerte un cuento más.”